Petit Manifeste

Escrito por
Jueves, 14 de Febrero de 2013
Petit Manifeste

Baltasar González Pinel trabajando

 

Me preocupa que esta profesión haya heredado gran parte de un contenido innecesario, carente de sentido.

Por esto me gustaría exhortar a todo aquél o aquella que le guste el mundo del maquillaje de manera profesional o amateur, que amplíen su pasión por esta profesión. Es, a parte de increíblemente dadora de felicidad, profunda y con futuro. Exige de nosotros amor e interés por conocerla y dominarla, aunque en nuestro impulso por entenderla se nos vaya tiempo, mucho tiempo… y se nos va entregándolo gratuitamente, en una entrega viciosa y adictiva… y eso es AMOR.

Si te gusta esta profesión aprende a odiar los absolutismos: si alguien te dice que por tu color de ojos estarás más hermoso/a con un determinado tono, sabe que lo que dice lo repite pensando que el maquillaje es como un pasatiempo, con unas reglas matemáticas infalibles, predecibles y con las que por tu condición ocular, capilar, facial estás predestinada hasta el último día de tu vida. Un triste pasatiempo que te permite pintarte el jeto sin opción al cambio, sin posibilidad de conectar contigo mismo, sin futuro, ciego y mudo.

Soy escéptico con el sistema de enseñanza de la profesión de maquillador. Los métodos didácticos actuales, lejos de ponerlo fácil, someten al alumno a incluir en su lógica estética unas observaciones sobre el color, las estructuras faciales, las épocas, etc. obsoletas, vacías y átonas. No es culpa de nadie. En este crimen se cruza la falta de pasión y la absurda opinión de quién no se ha parado a pensar sobre esto. Permitidme decir que esto de profesionalizarse es serio.

Pero este vórtice de emociones encontradas entre la atracción por el maquillaje y mi profunda aversión por lo maltratado que está, no ayuda a poner orden a lo que os quiero decir y así ver (como lo hago yo) que existe un rayo de esperanza.

Es necesario para que esta profesión podamos hacerla heredable y transmisible, otorgarle el carácter de doctrina. Retirarle el signo de ciencia infusa por lo divino, o sólo eliminar la creencia de que esta profesión es únicamente apta para aquellas o aquellos que tengan un don; esto es hacer de esta profesión una religión exclusivamente apta para una élite de iluminados. Y os aseguro que para absorber las técnicas y toda la materia filosófica y social del arte del maquillaje no es necesario ser un virtuoso del arte. Solo una fiera hambrienta por entender lo irresistible de lo hermoso.

Todos reconocemos que exige un nivel técnico que alcance unos mínimos. Mínimos que a mi entender los espero máximos.

Como profesión relacionada con lo plástico, lo gráfico o cualquier ejecución artística bi o tridimensional, debemos comportarnos ante la forma y el color como lo haríamos con otra ciencia plástica. Insistencia, perseverancia y paciencia son la clave. No te desanimes si algo no te sale. ¡Repite e insiste!

Esta ciencia está altamente relacionada con la evolución del estereotipo facial (femenino y masculino), con lo que entender estos cambios nos asoma a áreas filosóficas y sociológicas y de cuán importante es comprender que en el rostro imprimimos más que líneas, esparcimos más que color…

Componer un buen look, entender el público quien, a través del maquillaje, ve un personaje o una metafórica proyección de sus sueños, comprender quién lo lleva, dominar el trazo, la mezcla del color y el efecto visual son nada más que el principio de los hitos que hay que marcar y que espero que el tiempo y una herencia didáctica adecuada imprima en el futuro de la profesión la huella del arte como una profesión que es más que color, es más que pura creatividad, es más que un acto sin cálculo ni intención, es más que un impulso… el maquillaje es una actividad que permite renacer, evocar, confundir, chocar, comunicar, repudiar… sería como considerar la Pintura como el arte de la decoración, por lo bien que quedan los cuadros en las paredes y la escultura como el arte de embellecer esquinas.

Yo no tengo un don divino con el que veo qué te queda bien… Mi don es el amor que le tengo al maquillaje.

Éste es mi pequeño manifiesto al amor.

12 comentarios

  1. Simplemente, os adoro!!!!

  2. Espectacular, motivador, inspirador… y con más razón que un santo!! Eres un genio!

  3. Laskmi dice:

    Que razón tienes… Odio los estereotipos y el clasificar un cierto maquillaje según el color o el óvalo del rostro… un saludo!

  4. Muy interesante!!! en algunas escuelas de maquillaje tenían que leer esto!!!

  5. Yayels dice:

    Me ha encantado leer a Baltasar, y me alegro enormemente de que lo tengas como “Colaborador”.

    Un saludo desde yayels-yayels-yayels

  6. Musitah dice:

    Simplemente WOW. Adoro la forma en que expresáis vuestra pasión, transmitís unos sentimientos tan bonitos respecto a vuestra profesión que realmente ayuda a verlo todo de otra forma. Gracias por ese punto de vista tan particular y poético.

  7. Anonymous dice:

    oh vaya soy estudiante de maquillaje… espero que en mi escuela se comporten jeje :)

  8. Anonymous dice:

    Me ha encantado el post porque me siento identificada con muchas de las cosas que dice. Siempre me ha gustado mucho el maquillaje pero no ha sido hasta pasados los 30 que me he liado la manta a la cabeza y he decidido intentarlo, a pesar de tener a todos en mi contra. Yo no tengo un don pero me gusta mucho y mis compañeras me dicen que rozo el frikismo porque siempre tengo el “modo esponja” encendido, ya que siempre estoy dispuesta a absorver todo lo que pueda y a aprender lo máximo de todo y de todos. Hice un curso de maquillaje que me resultó bastante frustrante porque además de que el profesorado estaba bastante obsoleto ( no sabían ni lo que era una prebase) se limitaban a la teoría ( la poca que nos dieron). Era todo como estar dentro de un cuadrado y no poder salirse de las líneas. Me sentía muy limitada y al mismo tiempo frustrada porque no estaba aprendiendo nada que yo ya no supiera.

  9. Laura dice:

    Me vine a Londres hace un año para cumplir mi sueño , ser una maquilladora de moda y hacer de mi pasion mi profesión , lo se ,me ha quedado un poco de cursos de CCC.

    Tengo un día tonto malo o apático, llámalo X , son ya tres fashion weeks que vivo en este país y yo aún no he tenido mi oportunidad , una adaptacion ,una superviviencia y un trabajo a jornada completa deja muy poco tiempo para dedicarte a tu sueño , aún asi sigo dandole , raspando cada minuto y cada dia libre para hacer contactos , test , shootings, lo que sea.

    Hoy estoy mal y triste porque todo lo veia más negro y lejos de lo normal, gracias por tus palabras me han confortado y se que por el amor a esta profesión vale la pena luchar por ello.

    Que decir que estoy absolutamente de acuerdo contigo en todo , he aprendido más en you tube o observando a un colega de profesion que en mi escuela, siempre he dicho que yo de volver atrás aunque es una buena escuela y reconocida no volvería allí para aprender siempre digo que intentaría pegarme el culo a personas talentosas , personas que amen el maquillaje y que sientan esa pasión , personas que probablemente son como tu.

    Muy buen texto enhorabuena.

  10. @luiste_luiste dice:

    Bravo!
    Gracias!
    Les amo!

Deja un comentario

Los campos marcados con un asterisco son obligatorios.

SUBIR