Baltasar González Pinel

Baltasar González Pinel, actualmente D.O.M.A de Mac Cosmetics (Director artístico de Europa, África, India, Oriente Medio y Rusia) compagina su carrera “con este sueño hecho realidad”, según sus propias palabras, como cofundador y profesor de la escuela de maquillaje profesional BÔGART.

Creando una  escuela que profundiza en la búsqueda de la verdad, en la enseñanza del dominio del maquillaje sin misticismos ni esoterismos.  Él y Óscar Arenas, forman un par de mentes experimentadas en algo altamente extraño en el mundo de la Belleza: el discurso razonado, la guía práctica para abordar temas abstractos y la meticulosa corrección para la mejoría. Ingredientes que son la base fundamental del enorme prestigio de BÔGART, Academia de las Ciencias de la Belleza y Maquillaje.

Es sin duda, uno de los profesionales más únicos, exclusivos y completos del sector. Sólo existen cuatro D.O.M.A en el mundo, es uno de los privilegiados que interviene en el circuito tanto nacional como internacional de la moda. Incluso dirigiendo algunos shows internacionales como el de Palomo SPAIN, LOEWE, Amaya Arzuaga en sus desfiles tanto en París como Nueva York.

La lista de su participación en la industria de la moda es interminable: Alexander McQueen, Elie Saab, Karl Lagerfeld, Mugler, Vivienne Westwood, Chloé, MOSCHINO, Balenciaga… y un largo etcétera. Son sólo algunos de los nombres y firmas que le acompañan en su prestigiosa carrera de más de 20 años.

Artista multidisciplinar, no únicamente participa en desfiles, también en editoriales nacionales e internacionales como VOGUE  España, Benelux, Canadá y Taiwán, ELLE España y Benelux, Harper’s Bazaar. Ha sido Director de Maquillaje de “Hoy no me puedo levantar”, “Ana Frank, un canto a la vida” y “Coppelia” de Víctor Ullate. Sigue siendo profesor del “Máster de Comunicación de Moda y Belleza de Vogue” en la Universidad Carlos III y en ESME (Escuela Superior de Moda y Belleza).

Su amplia visión del mundo de la belleza le otorga la categoría de MAESTRO al poder transmitir toda su sabiduría, depositándola en BÔGART como broche de oro a su carrera y legado a los alumnos que tengan el placer de disfrutarlo.